GHK

Gestión de Residuos de Gipuzkoa

Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR

GHK

Planta de Compostaje de Epele

La Planta de Compostaje tendrá capacidad para transformar en compost 10.000 toneladas anuales de bio-residuos. Junto con la planta de compostaje de Lapatx, posibilitará el tratamiento de gran parte del bio-residuo que se genera actualmente en Gipuzkoa. Con estas 10.000 toneladas de orgánico, se producirán unas 5.500 toneladas de compost.

Además de estas dos infraestructuras, se construirán las siguientes instalaciones que darán servicio a las dos anteriores: zona de descarga de bio-residuo y material estructurante, biofiltro, báscula, zona de limpieza de camiones y vestuario para los trabajadores.

Este complejo, que funcionará bajo las premisas de Economía Circular en materia de gestión del agua, no tendrá acceso a la red de agua ya que, reutilizará el agua de lluvia para dar servicio a toda la instalación, no generando vertidos al entorno.

El proceso

  1. En primer lugar, se descargaran el bio-residuo y el material estructurante. El material estructurante se compone de restos de poda, ramas, hojas y materiales secos similares.
  2. Estas dos materias primas han de mezclarse y homogeneizarse adecuadamente en las tolvas.
  3. Existirán 8 túneles para el compostaje de ese material mezclado. En estos túneles la bio-oxidación durará 4 semanas, y se instalarán sistemas de aireación y riego adecuados para evitar que las temperaturas superen los 70 ºC. Al finalizar esta fase se obtendrá un compost higienizado libre de patógenos.
  4. Tras la bio-oxidación, el compost fresco continuará en fase de maduración otras 6 semanas. El compost se colocará en largas filas y se volteará tantas veces como sea necesario.
  5. Por último, el compost será cribado para retirar los elementos de gran tamaño, para así conseguir un producto refinado y en condiciones de comercialización.