GHK

Gestión de Residuos de Gipuzkoa

Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR

GHK

Noticias

El Consorcio de Residuos cede una parcela a la Mancomunidad de Debabarrena para mejorar la gestión del bioresiduo y el compostaje

Gracias a este acuerdo, la Mancomunidad dispondrá de una ubicación en la que depositar la poda y los restos de jardinería, y, el Consorcio a su vez, dispondrá de dichos residuos para utilizarlos como estructurante en las plantas de compostaje de Epele y Lapatx.

José Ignacio Asensio: “La recogida de materia orgánica tiene un gran potencial pero es necesario poner los medios y contar con la participación ciudadana para lograr un compost de calidad”.

El presidente del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa y diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, y el presidente de la Mancomunidad Comarcal de Debabarrena, Arcadio Benítez, han firmado un convenio de colaboración para regular la cesión de uso de carácter gratuito a la Mancomunidad de una parcela de terreno adquirida por GHK, para su destino a acopio y depósito de residuos de poda y jardinería que se generen en la comarca de Debabarrena, procedente de los Ayuntamientos y de la propia mancomunidad.

Gracias a este acuerdo, la Mancomunidad dispondrá de una ubicación en la que depositar la poda y los restos de jardinería, y, el Consorcio a su vez, dispondrá de dichos residuos para utilizarlos como estructurante en las plantas de compostaje de Epele y Lapatx. El acuerdo redundará en una mejora de la gestión de la recogida y una mayor calidad del material aportado para la producción del compost. A este respecto, el presidente del Consorcio de Residuos, José Ignacio Asensio, ha destacado que “la recogida de materia orgánica tiene un gran potencial pero es necesario poner los medios y contar con la participación ciudadana para lograr un compost de calidad”.

Se ha establecido un plazo de duración de la cesión de uso de 20 años, que podrán prorrogarse por una vez y por un periodo de 10 años. El terreno cedido permitirá a la Mancomunidad de Debabarrena disponer de una zona de acopio de poda que evitará la contaminación cruzada con otros residuos que pudiera producirse en una estación de transferencia, de tal manera que pueda ser utilizado por el Consorcio como estructurante. La poda será acopiada y descargada por la Mancomunidad y será su responsabilidad hasta que el Consorcio disponga de dicho material hasta su destino final.

La parcela cedida por el Consorcio de Residuos de Gipuzkoa a la Mancomunidad de Debabarrena es un terreno de montaña situado en el término de Ibur-Celaizarreta (Eibar) y tiene una superficie de 3.780 m2. Linda por el norte con el camino a Carabieta; por el sur con la parcela 31 del polígono 1; por el este, con la carretera Eibar-Elgeta; y el oeste, con el resto de la finca matriz segregada.