GHK

Gestión de Residuos de Gipuzkoa

Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR

GHK

Noticias

El Consorcio público de Gestión de Residuos de Asturias visita el Complejo Medioambiental de Gipuzkoa para conocer el “modelo Gipuzkoa” de gestión de residuos urbanos

Nieves Roqueñí, viceconsejera de Medio Ambiente y Cambio Climático del Gobierno del Principado de Asturias y vicepresidenta del Consorcio para la Gestión de los Residuos Sólidos en Asturias (COGERSA) y Paz Orviz, gerente de dicho consorcio, han mostrado un especial interés por el modelo de gestión de residuos de Gipuzkoa.

José Ignacio Asensio: “Hoy más que nunca somos conscientes de la importancia de contar con infraestructuras capaces de gestionar los residuos de manera segura, moderna y sostenible; impulsando definitivamente la economía circular, transformando nuestros residuos en materias primas y generando energía con lo que antes enterrábamos en nuestros vertederos”.

Nieves Roqueñí: “La comunidad autónoma del Principado de Asturias afronta un cambio de modelo en el tratamiento de los residuos municipales y se encuentra comprometida con el necesario impulso a la recogida separada de los residuos, en particular de los biorresiduos de origen doméstico y comercial”.

El presidente del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa y diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, y César Gimeno, Gerente de GHK, han recibido esta mañana a

Nieves Roqueñí, Viceconsejera de Medio Ambiente y Cambio Climático del Gobierno del Principado de Asturias y vicepresidenta del Consorcio para la Gestión de los Residuos Sólidos en Asturias (COGERSA) y a Paz Orviz, gerente de dicho consorcio, en la Diputación Foral de Gipuzkoa. Las representantes del Gobierno de Principado de Asturias han querido conocer de primera mano el modelo de gestión de los residuos municipales de Guipuzkoa. Tras una reunión en la que se han puesto en común los retos ambientales de ambas entidades, la comitiva ha visitado las instalaciones del Complejo Medioambiental de Gipuzkoa (CMG).

El diputado de Medio Ambiente y presidente del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa, José Ignacio Asensio, ha subrayado a los representantes del Gobierno de Asturias que el CMG supone la superación definitiva de la era de los vertederos y el  impulso definitivo de la economía circular en Gipuzkoa: “Los residuos no volverán a ser enterrados en vertederos, todo de valorizará material y energéticamente. Gracias al CMG vamos a transformarlos en materias primas y generaremos energía renovable”. El presidente del Consorcio ha manifestado también la importancia que tiene para Gipuzkoa contar con infraestructuras que le permitan gestionar sus residuos de manera “segura, moderna y sostenible”. En este sentido, ha señalado que “el Complejo Medioambiental de Zubieta representa un avance importante para impulsar el desarrollo sostenible y una recuperación verde en Gipuzkoa”.

Por su parte, la viceconsejera asturiana ha querido poner en valor el modelo consorciado de gestión de residuos de la comunidad vecina, que cumplirá 40 años el año próximo, y que aúna al Gobierno regional y la totalidad de los municipios del Principado. En el Centro de Tratamiento de Residuos de COGERSA, que ocupa 400 hectáreas en el corazón de Asturias, se reciben y tratan la totalidad de los residuos municipales de Asturias, así como residuos sanitarios, de construcción y demolición y residuos industriales (860.491 toneladas en 2020). Asturias cuenta con Planta de biometanización, Planta de compostaje y ha iniciado recientemente las obras para la construcción de una Planta de tratamiento de la fracción resto -con una inversión de 58 millones de euros, que COGERSA asume con fondos propios- que permitirá reducir drásticamente el depósito en vertedero en un plazo de dos años. Sin embargo, su comunidad necesita incrementar significativamente la recogida separada para poder alcanzar los objetivos europeos de reciclaje en 2025.

La comitiva asturiana ha visitado  todas las instalaciones de las dos fases del Complejo Medioambiental de Gipuzkoa. La planta de Tratamiento Mecánico-Biológico tiene una capacidad total de 162.000 toneladas y gestiona una media de 135.000 toneladas de fracción resto de los residuos urbanos que Gipuzkoa genera al año, recuperando entre un 8% y un 10% de los materiales reciclables que vienen mezclados (papel-cartón, envases plásticos, metales férricos, y metales no férricos). A continuación, los residuos pasan a una planta de biosecado que reduce su peso y su volumen y permite que la producción energética de la planta de valorización sea más eficiente.

Por su parte, la Planta de Valorización Energética (PVE) genera 160.000 MWh al año, energía suficiente para abastecer de energía eléctrica a 45.000 hogares y 130.000 personas aproximadamente.

La Planta de Biometanización tiene una capacidad de 40.000 toneladas anuales y recibe materia orgánica recogida selectivamente. Esta instalación dispone de una tecnología que permite obtener biogás a partir de la fracción orgánica de los residuos y producir energía. Se estima que la planta generará 13.000 MWh al año, energía suficiente para abastecer las necesidades de 4.000 hogares. Esta instalación, junto con la planta de compostaje de Epele, con capacidad para tratar 10.000 toneladas y producir 4.000 toneladas de compost anuales,  garantiza el tratamiento del 100% de la materia orgánica recogida en Gipuzkoa. En cuanto a la planta de tratamiento de escorias,  esta reciclará las escorias producidas, transformándolas en áridos reciclados para ser empleadas en obra pública.